Evita el resfriado

Lo que no puede faltar en tu botiquín en invierno

12/01/2018
Consejos para evitar el resfriado
Lo que no puede faltar en tu botiquín de invierno

Llegados a esta época de frío y días cortos, lo más habitual es que acabemos pillando algún resfriado o suframos algún pequeño accidente en casa.

¿Has comprobado si en tu botiquín tienes todo lo necesario para enfrentarte al invierno? ¡Hagamos un repaso de lo que no puede faltar en tu botiquín en invierno!

Tos, mocos, dolor de garganta… ¿resfriado?

Puedes necesitar diferentes tipos de productos para librarte del catarro cuanto antes o aliviar sus síntomas más típicos.

  1. Analgésicos y antiinflamatorios:

    Aunque no lo curan, los analgésicos (paracetamol) y los antiinflamatorios (ibuprofeno) suelen usarse para aliviar los síntomas del resfriado. Pueden actuar como antipiréticos, al controlar la fiebre, y disminuyen el dolor de cabeza y los dolores musculares generalizados.

  2. Antitusígenos:

    Se usan para mejorar los episodios de tos, un síntoma muy relacionado con los resfriados o la gripe, tan frecuente en esta época del año.

  3. Mucolíticos:

    La mucosidad más espesa o difícil de eliminar puede estar asociada a catarros y gripes (Aprende a diferenciar entre resfriado y gripe). Los mucolíticos ayudan a fluidificarla y eliminarla.

  4. Productos para tratar de evitar el resfriado:

    Hay sprays bucale que actuán sobre la causa del resfriado, los virus, allí donde se asientan y multiplican (boca y garganta). Atrapan los virus para que el cuerpo los elimine más fácilmente. Si los utilizas durante los primeros síntomas, puedes evitar el avance del catarro.

¿Fiebre?

  1. En este apartado te recomendamos que añadas un termómetro para discernir si tienes fiebre o no. Los modelos electrónicos son fiables y muy prácticos. La fiebre es consecuencia de una infección y señal de que tu organismo está luchando contra ella.
  2. Los medicamentos que ayudan a bajar la fiebre se llaman antitérmicos o antipiréticos.

Para curar heridas o quemaduras

En invierno pasamos más tiempo en casa y es fácil que tengamos algún pequeño accidente doméstico, por ejemplo, al cocinar. Es importante disponer del material necesario, por si se produce algún corte o quemadura y necesitas curar alguna herida. El material indispensable incluye gasas, vendas y apósitos de diferentes tamaños.

  1. Necesitarás al menos un antiséptico para poder realizar con garantías la cura de cualquier herida. La povidona yodada, el alcohol sanitario (70 ºC) o la clorhexidina son buenas opciones. El agua oxigenada no es tan buen antiséptico, pero facilita la coagulación de puntos sangrantes y puede serte útil en sangrados nasales para realizar un taponamiento.
  2. Además, es importante añadir unas tijeras y unas pinzas. Estas últimas son muy útiles para ayudarte en las curas a la hora de eliminar objetos extraños alojados en las heridas. Utilízalas siempre con mucha precaución.
  3. El suero fisiológico puede ayudarte a limpiar adecuadamente las heridas como primer paso de la cura.
  4. Siempre viene bien tener a mano alguna pomada para las quemaduras. ¡Que no te falte en el botiquín!
FacebookTwitterEmailWhatsApp
También te puede interesar