Evita el resfriado

¿Por qué tenemos 48 horas para intentar evitar el resfriado?

26/06/2018
Síntomas
cómo evitar que empiece resfriado

Seguro que alguna vez has sufrido los molestos síntomas de un resfriado: mocos, tos, dolor de garganta, alguna décima de fiebre…

¿Qué nos dirías si te asegurásemos que existen soluciones que te ayudarán a prevenir esos síntomas tan molestos? ¿Que puedes librarte del propio resfriado antes de que avance? Ahora es posible porque existen medicamentos que te ayudan a evitar el resfriado, si los usas en cuanto notes que este se acerca. Se trata de productos que actúan sobre la causa del resfriado: los virus.

Saber qué es realmente un resfriado (diferenciarlo de la gripe), cómo se desarrolla y qué lo causa puede ayudarnos a encontrar la mejor solución y a prevenirlo. Es muy importante conocer el ciclo de los síntomas y qué parte de nuestro organismo va a estar involucrada en nuestra defensa para evitar el catarro. A continuación, te los presentamos.

Ciclo de síntomas del resfriado:

El resfriado es consecuencia de la infección de un virus que requiere un período denominado incubación para poder multiplicarse en tu cuerpo.

El virus se transmite por contacto directo entre personas: al hablar o estornudar, sin darnos cuenta, salen expulsadas de nuestra boca pequeñas gotas de saliva en las que se encuentran los virus. Por ello, en el caso de estar resfriados, tenemos que tener mucho cuidado al interactuar con nuestro entorno para evitar contagiarlos. Estas gotitas pueden ser respiradas por la otra persona y llegar a su mucosa, las fosas nasales o la garganta.

La importancia de las fosas nasales para evitarlo:

En las fosas nasales se localiza una estructura que nos defiende de las agresiones de los microorganismos, que es una mucosa recubierta de pequeños pelitos (epitelio mucociliar) que atrapan los virus y no los dejan avanzar hasta la garganta.

Sin duda, las fosas nasales son la primera defensa del organismo ante las infecciones virales que producen el resfriado. Además, es la zona en que se produce la necesaria humidificación del aire utilizando el moco, que, junto con las estructuras que lo siguen en la garganta (faringe), hace que el aire pase a una temperatura adecuada para nuestros pulmones.

En la garganta estamos más desprotegidos, ya que no tenemos las barreras naturales que poseen las fosas nasales. Si en esta fase aún no hemos eliminado el virus, este intentará hospedarse en nuestras células, donde se inician la mayoría de las infecciones del resfriado.

Estas fases son cortas y rápidas. Por eso te recomendamos reaccionar nada más sientas que el resfriado está al caer: en cuanto notes un leve picor de garganta, sensación de frío…

¿Qué sucede durante las primeras 48 horas de un resfriado?

Tras el contacto inicial, el virus intenta multiplicarse afectando progresivamente a todas las células de la zona de la nariz y la garganta. Una vez asentado y multiplicado, empiezan a aparecer los síntomas propios del resfriado: tos, mucosidad, dolor o picor de garganta, estornudos, etc. Este tiempo que necesita el virus desde que infecta a la primera célula hasta que la infección es generalizada y comienzan los síntomas se denomina período de incubación. Actuar contra el resfriado en este período que acostumbra a durar 10-48 horas, cuando estamos «incubando» el catarro y nada más empezar a notarlo, en esos primeros síntomas, puede ser la clave para evitar su avance.

FacebookTwitterEmailWhatsApp
También te puede interesar