Evita el resfriado

Lávate las manos para evitar el resfriado

26/06/2018
Consejos para evitar el resfriado
lavar manos para evitar resfriado

Mucho se ha escrito sobre recomendaciones milagrosas para la infección del resfriado común.

Sin embargo, existen muy pocas actuaciones o elementos que hayan demostrado claramente su eficacia para prevenir el catarro que, junto con la llegada del invierno, nos amenaza cada año1.

Una de las que realmente sí ha probado su eficacia en la prevención del riesgo de padecer un resfriado común es el lavado de manos2. Esto se debe al ciclo de replicación del virus y a la patogenia de la enfermedad. En este post vamos a explicarte cuál es la técnica más adecuada y su importancia diaria.

¿Por qué el lavado de manos previene del resfriado?

Para contestar a esta pregunta debemos conocer cómo se transmite y se contagia el virus responsable del resfriado común.

El resfriado común es una infección viral producida comúnmente por el rinovirus, que se transmite por contacto. Esto significa que para que exista contagio entre individuos es necesario que el virus entre en contacto directo con la mucosa respiratoria del denominado huésped.

Para que esto se produzca, necesitamos que haya partículas que contengan el virus, que sean expulsadas por la persona enferma y que lleguen a interactuar con otra persona sana, que así será contagiada.

Habitualmente, cuando tenemos un resfriado, nuestro cuerpo utiliza mecanismos de defensa para eliminar y expulsar el virus. Estos mecanismos se basan en la producción de moco para atrapar al virus y en utilizar tanto el reflejo de la tos como también los estornudos para despedir el virus hacia el exterior.

El problema es que esas partículas microscópicas expulsadas contienen virus en una gran concentración y pueden depositarse en superficies o llegar a nuestras manos y contaminarlas.

La manipulación habitual mano-boca o mano-nariz o, en definitiva, cualquier combinación entre las manos y una mucosa que conecte con la vía respiratoria es suficiente para que esas partículas encuentren un nuevo lugar para depositarse.

Por esa razón, el lavado de manos disminuye drásticamente el inóculo de virus y, por tanto, el riesgo de que sea la razón por la cual nos contagiemos y padezcamos un resfriado común. Esta situación no solo sucede en nuestro día a día, sino que también se ha demostrado en el ámbito hospitalario3.

¿Cómo realizar adecuadamente un lavado de manos?

Lo cierto es que no se necesitan conocimientos profundos sobre el tema ni, por supuesto, tiene nada que ver con cómo se realiza un lavado quirúrgico o con tener en casa productos específicos.

Lo importante es que el lavado de manos se haga de forma frecuente, es decir, tras el contacto con la mucosa infectada y de forma regular, aunque creamos que no hemos tocado nada que ponga en riesgo nuestra salud.

Además, deberíamos utilizar jabones con base alcoholizada para realizar un lavado de manos completo, que incluya los dedos, los espacios interdigitales, y tanto el dorso como la palma de las manos.

Por todas estas razones, el lavado de manos puede evitar y disminuir la incidencia de enfermedades que se transmiten por contacto, en este caso, de infecciones virales que potencialmente pueden provocar un resfriado común4.

Si ya padeces un resfriado te interesará saber como curar-lo rápidamente.

Bibliografía

1 Allan GM, Arroll B. Prevention and treatment of the common cold: making sense of the evidence. CMAJ. 2014;186(3):190-9.

2 Carter JM. Hand washing decreases risk of colds and flu. J Natl Med Assoc. 2002;94(2):A11.

3 Lupión C, López-Cortés LE, Rodríguez-Baño J. Medidas de prevención de la transmisión de microorganismos entre pacientes hospitalizados. Higiene de manos. Enferm Infecc Microbiol Clin 2014;32:603-9.

4 Reynolds KA, Beamer PI, Plotkin KR, Sifuentes LY, Koenig DW, Gerba CP. The Healthy Workplace Project: Reduced Viral Exposure in an Office Setting. Arch Environ Occup Health. 2016;71(3):157-62.

FacebookTwitterEmailWhatsApp
También te puede interesar