Evita el resfriado

La importancia de curar bien un resfriado y cómo prevenirlo en un futuro.

30/03/2020
Sobre el resfriado
La importancia de curar bien un resfriado y cómo prevenirlo en un futuro.

Los resfriados son el enemigo número uno de nuestro bienestar, sobre todo en los meses más fríos del año. Para estar totalmente protegidos de un contagio tendríamos que vivir aislados de todo el mundo. Y como seguramente meterte en una burbuja no está entre tus planes, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán en la lucha contra el resfriado común en cada una de las “fases de la batalla”. Con ellos podrás minimizar las posibilidades de que entre en tu organismo y echarlo rápidamente si consigue afectarte. 

FASE 0. Evitar el contagio 

La estrategia más fácil y eficaz para vencer al enemigo es impedir que supere nuestras barreras. Hay dos claves para lograrlo: 

  1. Conoce los lugares en los que se “esconde”: el resfriado común surge por un virus que se transmite por contacto y las situaciones en las que podemos encontrarnos con él en nuestro día a día son muy amplias. En el transporte público, en el trabajo, en centros comerciales o aglomeraciones de gente… Pero la cuestión no es evitarlas, sino protegernos adecuadamente. Lavarnos las manos con frecuencia, evitar contactos directos con personas afectadas o desinfectar las cosas que hayan estado en contacto con ellas son algunos de los trucos para prevenir un contagio. (LINK ARTÍCULO 1) 
  2. Fortalece tus sistemas defensivos: el estado de salud general de nuestro cuerpo juega un papel muy importante a la hora de prevenir los síntomas del resfriado. Si llevas una alimentación equilibrada, evitas el tabaco, te hidratas adecuadamente y practicas ejercicio de forma regular, tu sistema inmunitario será más fuerte para luchar contra los virus. 

FASE 1. Actuar ante los primeros síntomas 

Si nuestros esfuerzos han sido en vano y no has podido evitar el contagio, no te preocupes: si el virus está en sus primeras fases aún tienes la oportunidad de curar un resfriado. Estar atento a las señales de tu cuerpo es importante para tomar medidas eficaces: 

  1. Detecta los síntomas iniciales: uno o dos días después de la infección notarás los 

primeros síntomas, que normalmente son dolor de garganta y moqueo, seguidos de tos y estornudos. No esperes a que vaya a más, si actúas en las primeras 48 horas podrás librarte de un posible catarro

  1. Ten a mano productos que ataquen al virus en las primeras fases: existen 

remedios para el resfriado que actúan en la fase de incubación. Crean una barrera protectora que atrapa los virus y evita que se unan las células. Así, el organismo logra eliminarlos de forma natural. 

FASE 2. Cuidarnos bien si nos afectan sus síntomas 

Hay alrededor de 200 virus diferentes que transmiten el resfriado, por lo que es posible que alguno se haya asentado en tu organismo sin que hayas podido evitarlo. En este caso, ha llegado el momento de la gran batalla, toca centrar todos tus esfuerzos en eliminar los virus y aliviar sus síntomas. 

  1. Evita el contagio a otras personas: para que nuestros familiares y compañeros no 

sufran nuestra situación en un par de días, debemos tomar diferentes precauciones. Lo más efectivo es evitar el contacto directo con ellos, cubrirnos al toser o estornudar y desinfectar los objetos que toquemos con frecuencia. 

  1. Trata los síntomas: aunque la mejor cura para superarlo es el tiempo, existen consejos 

para sentirte mejor mientras estás afectado por un catarro. Según la gravedad de los síntomas, debes tomar distintas medidas. Recuerda que si te encuentras mal, la vía más eficaz para recuperarte es descansar en casa y visitar al médico. 

FacebookTwitterEmailWhatsApp
También te puede interesar